foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
Identidad Nacional y Cultura Gaucha: Carlos Alberto Del Pin, Calle Entre Ríos 686 Ciudad de Unquillo, Pcia. de Córdoba, Rep Argentina, C.P: 5109. Se permite la reproducción total o parcial de contenido de esta publicación solamente en forma textual, mencionando que ha sido extraído del mismo con su correspondiente fecha. Cba. Propiedad Intelectual Nº 970.027./2011 ISSN Nº 0329-3017 Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723.Leer más

Revista Identidad y Cultura Gaucha

De Carlos Del Pin

Cómo obtener un cuero de oveja, con lana, de modo que no lo ataquen las polillas

Por ejemplo, el cuero de oveja destinado para hacer un “pellón” (parte del apero criollo), debe tener toda la lana para que haga de acolchado encima del apero. Pero resulta que cuando se lo guarda por un tiempo, puede ocurrir que lo ataquen las polillas y se coman la lana. Es un problema muy común. 
Entonces, una forma natural de evitar dicho problema, es proceder a carnear la oveja en los meses cuya denominación no tiene la letra “R”, o sea; mayo, junio, julio y agosto, únicamente. ¿Cuál será la causa?... Es cuestión de probar. Estos son conocimientos que se rescatan del olvido. Son de uso popular criollo, y el lector tendrá que comprobarlos. 
Colaboración de “Chi che”Farías, de Cabana, zona de Unquillo, Pcia. de Córdoba.


Cómo curtir el cuero de oveja para hacer un “pellón’ 
(parte del apero criollo). 

Lavar el cuero de oveja con la lana, varias veces con agua y jabón para lana (puede ser de glicerina pura o cualquier jabón blanco neutro que se usa para lavar la ropa, como ejemplo el jabón “Federal” o “Gran Federal”). Cuando la lana esté limpia y enjuagada, colocar el cuero en un tacho grande de unos 200 litros de capacidad, llenándolo mas o menos hasta la mitad o algo más, con unos 100 litros de agua, agregando unos tres kilos de sal gruesa y un kilo y medio de alumbre. Revolver y colocar el cuero en su interior, de manera que el líquido lo cubra y sobrepase algo. Se deja una noche (unas doce horas) sumergido. Remover el líquido varias veces. Al día siguiente se saca el cuero del tacho, se lo enjuaga, se estaquea sobre una madera con la lana mirando hacia la madera bajo la sombra, hasta que se seque, Pero antes que se seque, hay que sobarlo a mano porque una vez seco se endurece y no es posible hacerlo. 
Existen otros métodos. Hay quienes no le ponen sal ni alumbre, porque el cuero de esta manera se mantiene húmedo y después, en días de humedad brota liquido de él,y se puede estirar. Este es un inconveniente, pero muchos optan por aplicar el método expuesto.


Colaboración del Sr. Juan D. Tisera, artesano en cuero crudo. Soguería fina. Despeñaderos, Pcia. de Córdoba