foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
Identidad Nacional y Cultura Gaucha: Carlos Alberto Del Pin, Calle Entre Ríos 686 Ciudad de Unquillo, Pcia. de Córdoba, Rep Argentina, C.P: 5109. Se permite la reproducción total o parcial de contenido de esta publicación solamente en forma textual, mencionando que ha sido extraído del mismo con su correspondiente fecha. Cba. Propiedad Intelectual Nº 970.027./2011 ISSN Nº 0329-3017 Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723.Leer más

Revista Identidad y Cultura Gaucha

De Carlos Del Pin

Con gozo y gratitud les anunciamos que el siervo de Dios, Ceferino Namuncurà, fue beatificado el domingo 11 de noviembre del 2007, en su pueblo natal de Chimpay,Pcia. De Rio Negro.

La solemne ceremonia de beatificación ha sido presidida por el secretario de Estado del Vaticano, el Cardenal Tarcisio Bertone y se calcula una concurrencia de 100,000 personas.
Ceferino nació el 26 de agosto de 1886, en Chimpay,Pcia. De Rio Negro. Su padre fue el cacique de la tribu aracuna, Manuel Namuncurà, y su madre fue la cautiva Rosario Burgos.
El 24 de diciembre de 1888, año en que falleció San Juan Bosco, fundador de los Salesianos, Ceferino fue bautizado por el P. Domingo Milanesio, el gran “Apostal de los aborígenes”.

En el año 1897 fue llevado a Buenos Aires e ingresó como alumno al colegio Pio IX,  de artes y oficios, al que también llamaban San Carlos.

Entre sus compañeros de estudio figuraba quien con el tiempo seria el famoso cantor Carlos Gardel, ambos integraban el coro del colegio.
El 8 de Septiembre de 1898 recibió su primera comunión en el templo parroquial de San Carlos, “vengo a estudiar para el bien de mi raza”. Fue el día mas feliz de su vida y el inicio de su vocación al sacerdocio. El 19 de julio de 1904 se embarcó en el vapor “Sicilia” rumbo a Italia para iniciar sus estudios con los padres Salesianos. Lo acompañaron en el viaje,  Monseñor Juan Cagliero y varios sacerdotes Salesianos. 
El 27 de Septiembre fue recibido en audiencia por el Papa Pio X, junto con monseñor Cagliero y varios superiores generales salesianos. Los diarios informaron que en la entrevista con el Papa se encontraba “el hijo del rey de las llanuras patagónicas”.
Ceferino era de salud endeble.
Estando estudiando en Roma se enfermó de tuberculosis y falleció al alba del 11 de mayo de 1905 contando 18 años y casi nueves meses de edad.
Con Ceferino moría el sueño de “ ser misionero de su propia tribu”. Pero, como los caminos de dios suelen ser misteriosos, hoy Ceferino Namuncurà se ha convertido, desde los altares done será venerado, en el misionero que quiso ser cuando confesó con su gran humildad, “quiero ser útil a mi gente”, dijo el niño Ceferino.